consultas@workgym.com.uy 099 596 600
mayo 31, 2017 No hay comentarios

Por 365 días sin humo de tabaco

Un año más, el 31 de mayo se conmemora el Día Mundial Sin Humo de Tabaco, una instancia para concientizar aún con más énfasis a la población acerca de los daños que causa el cigarrillo en la salud de los fumadores y de todo su entorno. Esta vez, la Organización Mundial de la Salud va más allá aún con su lema “El tabaco, una amenaza para el desarrollo”, reflexionando sobre cómo el tabaco no afecta solamente nuestra salud, sino que también compromete nuestro bienestar económico y el medioambiente donde vivimos.

A nivel económico, el consumo de tabaco no solo implica un gasto de dinero al momento de comprarlo, sino que genera altos costos de asistencia médica debido a las enfermedades que produce, algo que también se traslada al mundo de las empresas. Si bien hay muchas maneras de comenzar a dejar de fumar, una buena motivación puede venir desde las políticas empresariales, fomentando un espacio libre de humo e impulsando un estilo de vida saludable en todos los empleados, dentro y fuera del lugar de trabajo.

dejar-de-fumar-oficina

¿Qué puede hacer una empresa para ayudar a sus empleados a dejar este mal hábito?

El compromiso con la salud de los empleados debe estar en la visión de todas las empresas. Es crucial que se incentiven los hábitos saludables como la alimentación balanceada, el ejercicio, y por supuesto, el estar libres de humo de tabaco. ¿Pero cómo hacerlo? Acá van algunas posibilidades.

Base segura: La empresa puede apoyarse en que, por lo general, una gran parte de los fumadores ya están con la idea de abandonar el cigarrillo. Una buena manera de constatar esto puede ser haciendo un pequeño cuestionario para identificar qué tanto interés hay y con ello manejar los recursos que se tienen para ver cómo se puede abordar el problema de forma más efectiva. Más que como posible solución, este punto en particular es un buen modo de empezar a planear todo lo siguiente.

Ofrecer ayuda: Algunos empleadores eligen simplemente entregar folletos e información. Sin embargo, lo recomendable es ir aún más allá: se puede ofrecer beneficios como terapia y acompañamiento individual o grupal, o ayudar en el acceso a medicamentos complementarios.

Dar incentivos: Hay algunas empresas que hasta optan por dar un beneficio económico para quien deje de fumar completamente. Puede establecerse una especie de “apuesta”: el empleado pone una determinada cantidad de dinero y si logra el objetivo, la empresa le devuelve el doble (o lo que considere).

no-tabaco-oficina

¿Conviene prohibir? Otra táctica es prohibir completamente fumar en horario laboral en los espacios abiertos dentro de la empresa. Eso ayudaría a reducir el consumo de cigarros por día y desestimular el hábito en algunas personas, pero es una estrategia no del todo efectiva porque nada garantiza que el fumador deje de fumar también en otros lugares y se genera un clima prohibitivo que puede ser contraproducente para la motivación del equipo.

Compromiso de todos: Al apoyar a que los fumadores dejen el hábito, la empresa muestra el interés por su salud y bienestar. Pero este llamado de atención no va solo para los fumadores: los compañeros que no fumen (o aquellos que sí lo hagan pero no tengan intención de dejarlo) también deben estar comprometidos y dispuestos a crear un ambiente de trabajo que apoye y sea comprensivo. La buena energía de todo el entorno es clave para que todos logren el éxito en algo tan difícil pero clave para la salud laboral como dejar de fumar.

equipo-no-fumar

Para los que están dispuestos a empezar, en este post les dejamos algunas recomendaciones. ¡Entre todos se puede lograr un entorno más sano para trabajar y compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.