consultas@workgym.com.uy 099 596 600
agosto 16, 2017 No hay comentarios

Comer sano en invierno es posible

Por alguna extraña razón, en invierno se nos antoja más seguido comer chocolate o tortas recién horneadas. Solemos pensar que el invierno no es un gran aliado de la alimentación saludable porque el frío nos invita a quedarnos en casa y sentirnos con menos energías, lo que nos lleva a descuidarnos en cuanto a la elección de nuestros alimentos. Buscamos calor en lo que sea, sobre todo en las calorías.

Pero la realidad es que en invierno hay alimentos de temporada muy ricos en vitaminas y fibras, que nos protegen de las bajas temperaturas y nos dan esa dosis de energía que necesitamos para sobrellevar la época sin tener que recurrir a los excesos. Hoy les contamos cómo mantenerse con energía cuando el clima exige más calorías, pero sin descuidar la alimentación saludable.

Alimentos saludables para el invierno

1) Legumbres

Las lentejas, los garbanzos y todo tipo de porotos son las estrellas del invierno. Aportan grandes cantidades de fibra y proteína y nos da mucha energía y saciedad. Lo mejor es que son muy económicas y se pueden utilizar en cualquier tipo de preparación, tanto en una sopa o guiso, como en una ensalada e incluso en forma de hamburguesa.

2) Tubérculos y vegetales de raíz

En materia de vegetales y hortalizas, las papas, boniatos, calabazas, zanahorias, nabos y remolachas son muy recomendables para el invierno. Favorecen la digestión, son bajos en calorías y grandes fuentes de vitaminas y minerales que protegen el sistema inmunológico.

Podemos hervirlos y servirlos dentro de una nutritiva sopa con fideos o bien elegir alguno como la zanahoria o la remolacha para comerlos crudos. Las papas y los zapallos también se pueden hacer puré. Hay tantas formas riquísimas de consumir estos vegetales que no hay excusa para no incorporarlos a la dieta.

 

3) Sopas

No hay nada mejor como una sopa caliente en una noche fría. Hoy en día hay muchísimas recetas que contienen varias verduras y legumbres. Lo más importante es no agregar demasiada sal, ni crema, ni carnes altas en grasa como la panceta.  Eso sí, privilegiar la variedad de verduras.

4) Atún, salmón y otras fuentes de Vitamina D

La Vitamina D ayuda principalmente a nuestros huesos, al sistema inmunológico y a los síntomas causados por el clima, todo esto mientras aumenta la producción de serotonina (la hormona “de la felicidad”). El sol es la principal fuente de Vitamina D, pero en los días más invernales en que no está muy presente, lo mejor es buscar esa vitamina en alimentos como el atún, la sardina, el salmón, la leche o el huevo. De esta forma estaremos más protegidos contra los virus de la época.

5) Brócoli y coliflor

Junto con los cítricos y el kiwi, estos vegetales aportan grandes cantidades de Vitamina C, que está asociada con un mejor funcionamiento del sistema inmunológico. La coliflor, en especial, tiene propiedades desintoxicantes, que te ayudarán a sentirte menos decaído en los días grises.

6) Cítricos

Ya sea en forma de jugo o la fruta misma, consumir naranjas, pomelos, limones o mandarinas es clave para reforzar nuestras defensas en esta época del año.

 

7) Granola

Juntemos almendras, nueces, semillas de girasol o de zapallo, un poco de avena, avellanas, bayas de Goji y pequeños pedacitos de fruta deshidratada y tenemos una bomba de energía que nos dejará despiertos todo el día. Si le agregamos un yogur, es un perfecto desayuno que nos aportará fibra y grasas saludables, esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

8) Mucho líquido

Las temperaturas más bajas en general nos hacen sentir menos sed,  pero es importante recordar que un cuerpo deshidratado es un cuerpo que no funciona correctamente. Si lo que buscamos es aumentar nuestra energía o evitar que caiga, tomar agua es clave. Esto también incluye té, jugos naturales, mate y café, pero principalmente solo agua.

Mantener una alimentación saludable también en invierno nos dará energías para que sigamos con nuestra rutina de ejercicios incluso cuando el frío nos invite a quedarnos en el sofá. Acá dejamos varios consejos para continuar ejercitando en invierno (incluso al aire libre).

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.