consultas@workgym.com.uy 099 596 600
marzo 7, 2016 No hay comentarios

De la cancha a la oficina: valores deportivos aplicados al trabajo

A menos que trabajemos como entrenadores o deportistas profesionales, solemos encontrar poca relación entre el mundo del deporte y el del trabajo. Y sin embargo, el espacio laboral y el ámbito deportivo tienen muchísimos puntos en común. Por un lado, sabemos que hacer ejercicio tiene incontables beneficios para nuestra salud laboral. Por otro, incluso cuando nuestro trabajo implique largas horas sentados, hay muchos valores deportivos que podemos aplicar a nuestra actitud ante el trabajo.

 

Ocho valores deportistas que nos inspiran en el trabajo

1. Perseverancia

“Si no pierdes, no puedes disfrutar las victorias”, Rafael Nadal.

Los grandes deportistas saben que para llegar a la cima deben aprender a superar sus fracasos. Es verdad que se requiere un talento inmenso para ser como Nadal, uno de los mejores tenistas de la historia. Pero esa misma frase la podemos aplicar a nuestro trabajo: si somos capaces de tolerar las frustraciones y aprender de nuestros errores, lograremos superarnos día a día.

2. Confianza

“Si no tienes confianza, siempre encontrarás una forma de no ganar”, Carl Lewis.

Ninguna medalla de oro se logra sin una actitud ganadora y grandes dosis de auto-confianza. Así también en el trabajo es fundamental creer en nuestras capacidades y mantener la mente en estado positivo para dar todo de nosotros.

Carl Lewis

3. Esfuerzo

“No puedes conseguir mucho en la vida si solo trabajas los días en que te sientes bien”, Jerry West.

Por más habilidades que tuvieran, los deportistas legendarios no habrían llegado tan lejos si no hubieran dedicado la mayor parte de su día a entrenar. Y aunque en general el trabajo no implica sacrificios tan duros como correr durante ocho horas seguidas, seis veces a la semana, sí podemos incorporar el valor del esfuerzo persistente para mejorar y alcanzar nuestros objetivos.

4. Disciplina

“Yo no gano premios, yo los construyo”, Xavi Hernández.

La ética deportiva tiene uno de sus mayores anclajes en la disciplina, que ordena todo ese gran trabajo y esfuerzo. Por eso los deportistas siguen un orden muy estricto en su rutina de entrenamiento, su alimentación y sus hábitos cotidianos. Si en nuestro trabajo queremos lograr un alto rendimiento diario, también es clave atender a las normas y enfocarnos con mucha tenacidad y voluntad.

5. Autosuperación

“Siempre pensé que los récords estaban para ser rotos”, Michael Schumacher.

El gran deportista sabe que la verdadera meta no es ganarle a los demás, sino competir contra uno mismo. Batir las marcas propias. Lograr aquello que ayer no creíamos posible. El trabajador que parte de la autocrítica para superar sus propias metas es el que se perfecciona, sin estar midiéndose permanentemente con los demás.

Michael Schumacher

6. Trabajo en equipo

“El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”, Michael Jordan.

Así como en la cancha las victorias no se conquistan por el esfuerzo de un solo jugador,  también en el ámbito laboral el éxito es el resultado de la colaboración y el trabajo colectivo. Y no solo cuando tenemos que realizar una tarea en conjunto, sino en la convivencia diaria: generando empatía con nuestros compañeros, manteniendo una actitud proactiva y contagiando buenas energías. Son valores deportivos que han logrado escalar montañas.

7. Lealtad

“No preguntes qué pueden hacer tus compañeros por ti. Pregunta qué puedes hacer tú por tus compañeros”, Magic Johnson.

El deportista que lleva la camiseta de su equipo también por dentro lucha por una meta que va mucho más allá del éxito individual. También en la oficina, el buen trabajo en equipo es imposible sin lealtad, respeto y solidaridad hacia los compañeros y hacia el lugar donde trabajamos.

8. Pasión

“El éxito no es un accidente. Es trabajo duro, perseverancia, aprendizaje, estudio, sacrificio y, sobre todo, amor por lo que está haciendo o aprendiendo a hacer”, Pelé.

¿Cómo se aguanta entrenar con frío, lluvia, calor agobiante, incluso en momentos de tristeza o cansancio? Con una pasión gigante por el deporte. Exactamente lo mismo pasa en el trabajo. Cuando amamos lo que hacemos, ningún esfuerzo se torna pesado: todo lo contrario, poder ejercerlo es lo que nos hace felices.

Pelé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.