consultas@workgym.com.uy 099 596 600
marzo 22, 2017 No hay comentarios

Agua que no has de beber, no la dejes correr

Abrir la canilla es algo tan normal para nosotros que no nos damos cuenta el privilegio que tenemos de poder usar agua potable para lavar, regar, bañarnos, tirar la cisterna. Mucho más, que podamos cocinar y consumirla directamente. En muchos lugares del mundo, el acceso al agua es escaso, y los problemas de contaminación cada día limitan más el recurso.

Por eso es tan importante la reflexión que impulsa la celebración del Día Mundial del Agua cada 22 de marzo. Esta instancia fue creada por las Naciones Unidas para hacer hincapié en la importancia del manejo responsable del agua. Este 2017, el tema central es “wastewater”, las “aguas residuales” afectadas por el ser humano, ya sea por uso doméstico, industrial o agrícola.

Tratamiento de Wastewater

Más que reflexión, lo que necesitamos es tomar acción, cada uno desde su lugar, para cuidar el agua. Ya hemos hablado varias veces de lo vital que es tomar mucha agua para mantenernos hidratados. Es hora de pensar qué podemos hacer en la oficina y en casa para no desperdiciar agua y usarla con mayor conciencia.

¿Qué podemos hacer cada día en la oficina para cuidar el agua?

 Atención a las pérdidas: Si alguna canilla está perdiendo agua, es conveniente avisar a quien corresponda para que la pueda arreglar lo más rápido posible. Un goteo lento puede llegar a desperdiciar 10,000 litros de agua en un año.

No dejar correr el agua: Intentar no lavarse los dientes ni enjabonarse las manos cuando el agua está corriendo ayudará muchísimo a no desperdiciar.

cuidar-agua
Valoremos este recurso tan esencial: no dejes correr el agua que no estás usando

Poner recordatorios: Se puede colocar carteles en los baños de la oficina para que todos recuerden no dejar canillas abiertas ni goteando. Una actitud colectiva que inicia en el espacio de trabajo puede llegar a una actitud individual en casa más fácilmente.

Apagar el aire acondicionado: Si bien muchas veces nos salvan de temperaturas extremas, los aires acondicionados gastan mucha agua. Después de varias horas es recomendable apagarlos, e incluso pueden reemplazarse por ventiladores o por ventilación natural.

Basura o abono: En caso de que la oficina cuente con una cocina para los empleados, podemos promover (¿por qué no también con notas recordatorias?) echar los restos de comida a la basura o, mejor aún, hacer abono, en vez de tirarlos al desagüe de la pileta.

Empresas ecológicas: Algunas empresas también están realizando ciertas inversiones, como los aireadores de canillas o los inodoros de doble descarga para ser más sustentables.

Cuidar el agua en casa

¿Y qué podemos hacer en casa? La mayoría de los tips anteriores se pueden aplicar también en nuestro hogar, pero les damos otros consejos para tener en cuenta:

Reutilizar el “agua gris”: El agua de la lavadora queda con cierta suciedad, pero puede perfectamente reutilizarse para lavar la vereda y los patios (que muchas veces se baldean cuando sería suficiente barrer), y también para el riego.

Regar en determinadas horas: Se recomienda regar en la mañana o en la noche porque las temperaturas son más bajas; eso permite que más agua sea absorbida por el suelo en vez de evaporarse.

 regar

Hablar del tema: Tanto en la oficina como en casa, hablar sobre la importancia del agua con quienes nos rodean ayuda a que más personas empiecen a ser conscientes de su uso.

 

 

El agua es de todos, y ahora sabemos que cada uno de nosotros podemos aportar nuestra gota de conciencia y compromiso para cuidarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.