consultas@workgym.com.uy 099 596 600
junio 21, 2016 1 comentario

Día Internacional del Yoga: todos podemos empezar a practicarlo

En 2014, la ONU proclamó el 21 de Junio como el  Día Internacional del Yoga. El objetivo: promover esta práctica ancestral para el beneficio de toda la población. Es cierto que cada vez son más las personas que se acercan al yoga, e incluso se ha venido expandiendo el yoga en las empresas complementando la gimnasia laboral. Pero aún hay unos cuantos que no se animan pensando que se trata de posiciones complicadas y largas horas de meditación. Lo que no saben es que iniciarse en el yoga es muy simple y que algunos minutos al día ya son suficientes para recibir sus beneficios.

¿Cuáles son esos beneficios? En nuestra nota sobre el auge del yoga en las empresas hablamos de lo positiva que es la práctica para los trabajadores. El yoga nos ayuda en todos los planos: físico, mental, espiritual, emocional. Mientras se fortalecen nuestros músculos y huesos, se renuevan las células y oxigena el organismo (lo cual retrasa el envejecimiento) y al mismo tiempo  disminuye el estrés y mejora el humor, la memoria y la autoestima; por nombrar solo algunos beneficios.

 Empezar a practicar Yoga

Cómo empezar a practicar yoga

Siempre es recomendable iniciar la práctica con la guía de un maestro para aprovechar al máximo esta medicina, ya sea individualmente o en grupo. Pero también es posible realizar algunas posturas en casa, sea cual sea nuestro estado físico o nuestra experiencia previa.

¿Qué se necesita?

Ganas de practicarlo y de integrarlo a nuestra vida.

Tiempo. Aunque sea una pausa de diez minutos, es importante contar con un tiempo especial para dedicarse conscientemente a la práctica. Sin apuros, sin otras actividades mediando, en silencio. Un momento para uno mismo, de auto-observación y relajación.

Ropa cómoda. Aunque no es un impedimento para algunas posturas, lo mejor es usar ropa deportiva que nos permita movernos y estirarnos con comodidad.

Descalzarse. El yoga se practica sin calzado, para estar más en contacto con la tierra y apoyarnos más firmemente en ella.

Esperar tres horas después de comer. Igual que en cualquier otra actividad física, es importante dejar pasar un largo rato después de la última comida completa para sentirse más livianos, sobre todo con ciertas posiciones que nos pueden incomodar si estamos muy “llenos”.

Un mat. La colchoneta de yoga es fundamental para una práctica colchoneta especial para el Yoga) o, si no tenemos, una alfombra.

Ambiente armónico. El lugar que elegimos para practicar yoga nos tiene que hacer sentir a gusto. Luminosidad, orden, aroma agradable y mantras relajantes son complementos muy beneficiosos para lograr una buena práctica.

Cómo empezar yoga

 

 

Posturas simples para quienes recién empiezan

Las posturas de yoga se denominan “asanas” y algunas son tan sencillas que se parecen a posiciones que hacemos todos los días, como estar de pie o desperezarse. La diferencia es que cada movimiento en yoga se hace con plena consciencia, atendiendo a la respiración profunda y respetando el ritmo interno, observando atentamente lo que ocurre en nuestro cuerpo. Estas son algunas posturas básicas:

 

La Montaña (Tadasana): Es la postura base para otras posturas de pie. Consiste en pararse con los pies bien apoyados y los talones apenas separados, los hombros separados, el pecho abierto y la columna derecha. Se puede realizar con los brazos extendidos al costado del cuerpo o, en otras variantes, llevándolos al pecho.

Posturas de Yoga - La Montaña

 

Postura del Niño (Balasana): Llamada así por representar la posición del bebé en el vientre materno, es una de las posturas más relajantes, so  bre todo después de realizar asanas que requieren cierto esfuerzo. Se hace plegando el cuerpo sobre las rodillas, con la frente apoyada en el suelo y los brazos al costado, dejando caer todo el peso del cuerpo en la tierra. Puede realizarse con los brazos al frente.

Posturas de Yoga para iniciar

 

La Palmera (Urdhya Hastasana): Comenzando en Tadasana, levantamos los brazos sobre la cabeza, paralelos entre sí, manteniendo la palma de las manos mirando hacia adentro. Luego de estirarnos y respirar la postura, volvemos las palmas hacia afuera. A continuación, lentamente, nos extendemos hacia un costado y otro. Esta postura es muy buena para energizarnos (es lo que hacemos instintivamente al despertar) y liberar las tensiones del día.

Yoga Palmera

 

Postura del Gato (Bidalasana): La postura inicia en cuatro apoyos, con las manos a la altura de los hombros y las piernas separadas al ancho de las caderas. El movimiento imita el de los gatos: arqueamos la espalda primero con el vientre hacia adentro y luego con el pecho hacia afuera. Bidalasana es una excelente postura para la flexibilidad de la columna y para mejorar la circulación.

Postura del Gato Yoga

 

Postura de la Mariposa (Badhakonasana): Para lograrla, empezamos sentándonos sobre el mat (se puede usar un almohadón), con las piernas estiradas y separadas. Doblamos una rodilla cada vez hasta juntar las plantas de los pies cerca de la pelvis. Con la espalda recta, dejamos caer las rodillas a los lados, abriendo el pecho. Luego de algunas respiraciones, tomamos los pies con firmeza y batimos las piernas cual mariposa, unos treinta segundos. Al finalizar, intentamos bajar más los muslos al suelo, respirando profundamente.

yoga-mariposa

 

        “No siempre podemos controlar lo que sucede afuera, pero siempre podemos controlar lo que sucede en el interior”. En el Día Internacional del Yoga, hacemos nuestro aporte para que cada vez sean más personas las que eligen ser amos de lo que sucede en su interior. Como vimos, la práctica no requiere destrezas especiales: solo algunos minutos del día y la voluntad de abrirse al camino de la auto-consciencia.

¿Te gustaría tener una pausa para practicar yoga dentro de la oficina? Conocé nuestro servicio de yoga laboral, especialmente pensado para que todo el equipo de trabajo se beneficie con las técnicas básicas de meditación y relajación.

Comentarios

    Siete resoluciones para el 2017: año nuevo, vida renovada

    […] clases de baile, salir a patinar, empezar a nadar, unirse al equipo de algún deporte cerca de casa, comenzar a practicar yoga. No solo conocerás nuevas personas, sino que te conocerás más a vos mismo, al descubrir nuevos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.