consultas@workgym.com.uy 099 596 600
marzo 17, 2016 No hay comentarios

La vuelta a clases: tips para la alimentación de los chicos

Para los padres trabajadores, una de las principales preocupaciones al inicio de clases es que sus hijos mantengan una alimentación saludable mientras están fuera de casa. Pero la vuelta a la escuela también puede verse como una buena ocasión para establecer horarios fijos en las comidas y asegurar una rutina saludable para los chicos. Recordemos que la infancia es el momento en que se aprenden los hábitos alimentarios que perdurarán toda la vida. ¡A tomar nota!

Cinco tips de alimentación para los chicos en la vuelta a la escuela:

1. Un buen desayuno: Para que los chicos rindan con energía en la escuela, es fundamental que desayunen bien. Un desayuno saludable incluye lácteos, cereales y frutas. Para que sea más nutritivo (y no aburrir), es recomendable variar los alimentos a lo largo de la semana: alternar entre leche y yogurt (los descremados tienen la misma cantidad de calcio); piezas de fruta y jugos; y cereales y panes de distintos tipos.

2. Que nunca falte el agua: Sabemos de sobra la importancia de beber agua a lo largo del día para mantener una correcta hidratación. Al empacar los alimentos en la mochila, no hay que olvidar incluir una botella con agua mineral (sobre todo en estas fechas calurosas que exigen más consumo de agua). Es preferible que los refrescos y bebidas azucaradas solo se consuman en ocasiones especiales.

3. Para la vianda del recreo: ¿Cómo evitar que las colaciones recaigan en galletitas, alfajores y snacks? La mejor opción es que los chicos lleven en la vianda frutas frescas de estación, que aportan vitaminas, fibras y minerales. También se puede optar por lácteos que se mantengan fuera de la heladera, como los quesos. Y si se quiere preparar algo más elaborado para la vianda (galletas caseras, tartas, sándwiches o pancitos integrales), los estudios prueban que si los chicos participan en la preparación, tendrán más ganas de consumirlo.

4. Revisar el almuerzo en la escuela: Los chicos que van en horario completo suelen tener incluido el almuerzo en la cantina, con un menú balanceado y, en general, elaborado por especialistas en nutrición.

¿Cómo estar seguros de que las comidas en la escuela son nutritivas?

Algunos consejos: el plato debe incluir siempre verduras y una porción de papas, pasta, legumbres o arroz como base o acompañamiento (que aportan carbohidratos complejos); y también una porción de carne, pescado o huevos (ricos en proteínas). Es fundamental que se vaya variando en los grupos de alimentos y que no haya exceso de fritos. Como postre, lo mejor es una fruta o un lácteo (preferentemente yogurt).

5. La educación empieza en casa: El principal lugar para inculcar hábitos saludables es el hogar. Si en la escuela comen sano pero al cenar en casa solo hay hamburguesas o pizza, es difícil que los niños incorporen las costumbres de una alimentación sana. Los padres tienen que predicar con el ejemplo y también elegir un menú variado y nutritivo en casa. La falta de tiempo a veces lleva a optar por comidas pre-hechas, pero siempre hay que recordar que lo que se hace en casa es más rico y saludable, porque además le estamos agregando nuestro cariño.

comer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.