consultas@workgym.com.uy 099 596 600
noviembre 14, 2016 1 comentario

Diabetes y Obesidad: dos enfermedades, una misma lucha

Esta semana, el calendario internacional de la salud tiene dos llamados de concientización contra enfermedades epidémicas en el mundo y de gran incidencia en nuestro país: el 12 de noviembre es el Día Mundial contra la Obesidad, y el 14 es el Día Mundial contra la Diabetes. Quizás no es casual que las fechas elegidas sean tan cercanas, ya que las enfermedades también lo son. En ambas, el ejercicio físico y los hábitos de alimentación saludables son los bastiones para la prevención y el tratamiento. Por eso, luchar contra la obesidad también es  prevenir el riesgo de diabetes.

¿Por qué es importante abordar Diabetes y Obesidad en conjunto?

La diabetes se clasifica básicamente en dos categorías. La diabetes tipo 1, también llamada “insulinodependiente”, es crónica y en general aparece en edad infantil por una reacción auto-inmune en que el cuerpo deja de producir insulina. La diabetes tipo 2, no insulinodependiente, suele desarrollarse a edad adulta (aunque cada vez hay más casos de niños y adolescentes) y que tiene como principal factor de riesgo la obesidad.

Las personas obesas son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2. Y es por eso que, si se erradicara la obesidad a nivel global, la diabetes tendría una incidencia mucho menor en la población. La relación tan estrecha entre diabetes y obesidad ha hecho que en el ámbito médico se hable de “Diabesidad” para referir a pacientes con ambos cuadros.

Día Mundial de la Diabetes

La explicación técnica

Esta asociación tan directa entre el sobrepeso y la diabetes se explica por el exceso de consumo de carbohidratos y azúcares, aumentando la concentración de glucosa en la sangre. Esto hace que la insulina producida por el páncreas no sea suficiente para aprovechar la energía de la glucosa, al tiempo que las células comienzan a desarrollar resistencia a la insulina. A esto se suma que el aumento de grasa corporal dificulta el correcto uso de la insulina en el organismo. En consecuencia, nuestro cuerpo no recibe la energía adecuada y, en muchos casos, se puede desarrollar diabetes tipo 2, la más frecuente.

Como la diabetes tipo 2 es una enfermedad de largo desarrollo en el tiempo, los síntomas iniciales no siempre son tomados en cuenta por los pacientes, y muchos ni siquiera saben que la padecen. Los primeros síntomas son la fatiga, el aumento de sensación de sed y hambre (lo cual también incide en el sobrepeso), aumento de la micción. La infección en la vejiga o riñones y la visión borrosa también están entre los síntomas frecuentes.

diabetes
La prueba de glucosa en sangre, la forma más simple de detectar la diabetes

 

Es importante apuntar que la relación entre diabetes y obesidad no es directa en todos los casos: hay personas sin sobrepeso que desarrollan diabetes por otras causas, y personas obesas que no desarrollan la enfermedad. También hay casos como la diabetes tipo 1 o la obesidad mórbida, donde el factor genético es predominante.

Lo que  sí está probado es que los pacientes diabéticos pueden lograr un mejor pronóstico y regulación de la enfermedad si se mantienen en un peso normal, consumiendo una alimentación balanceada e hipocalórica para mejorar niveles de azúcar, y realizando ejercicio físico habitualmente, al menos media hora todos los días, según las indicaciones médicas.

Pero incluso para personas sin sobrepeso ni diabetes, optar por una rutina más saludable es el único camino preventivo para estas enfermedades. Previniéndolas, también estamos protegiéndonos de algunas consecuencias graves de la diabetes como los problemas cardíacos y circulatorios, neuropatías, ateroesclerosis, enfermedades visuales y renales.

obesidad-dibujos

 

El panorama en Uruguay: es tiempo de activarse

Solo basta mirar las cifras para comprender que hay mucho por hacer para seguir arremetiendo contra la obesidad y la diabetes en Uruguay. Uno de cada diez uruguayos es obeso, uno de cada dos tiene sobrepeso, y nueve de cada diez no siguen la dieta de cinco piezas de frutas y verduras diarias recomendada para llevar una alimentación equilibrada. Estos números son incluso más alarmantes si contemplamos el panorama de la región: Uruguay es el segundo país de América Latina en obesidad, y el primero en casos de obesidad infantil.

 

Por su parte, hay 300.000 uruguayos diagnosticados con diabetes (y otras miles no diagnosticadas), y que se estima que una persona por día  pierde la vista a causa de la enfermedad. “La diabetes es una de las mayores crisis de salud mundial que afronta el siglo XXI”, expresó la Directora de la OMS, Margaret Chan, hace un mes en su discurso de apertura de una convención médica. La incidencia de la diabetes se ha cuadriplicado desde 1980, y hoy el 8% de la población mundial la padece, con una mortalidad de 1 millón y medio de personas al año.

La noticia alentadora es que, como veíamos líneas atrás, la diabetes puede tratarse eficazmente si se detecta en una fase temprana, y la obesidad es prevenible en la gran mayoría de los casos. Citando de nuevo las palabras de la Directora de la OMS: “Modificar el entorno dentro del cual la gente hace sus elecciones de estilo de vida requiere por parte de los gobiernos una persistencia, una voluntad y un compromiso extraordinarios”. Desde las grandes organizaciones hasta los profesionales que trabajamos día a día para hacer del deporte y el ejercicio un estilo de vida, todos debemos comprometernos en esta lucha para decir adiós a la obesidad y la diabetes con cada acción cotidiana.

diabetes-ejercicio

 

Comentarios

    Menos sal, más salud - Cómo cuidarse en el consumo de sal

    […] consumo excesivo de sal puede generar obesidad (uno de los mayores factores de riesgo de la diabetes tipo 2); osteoporosis (ya que causa pérdida […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.