consultas@workgym.com.uy 099 596 600
septiembre 1, 2015 5 comentarios

Por un Uruguay menos sedentario

¿Cuándo fue la última vez que hiciste ejercicio? Según una reciente encuesta del Ministerio de Turismo y Deporte y el Ministerio de Salud Pública, más del 60% de los uruguayos hace mucho que no desarrollan actividad física. Esta preocupante cifra coloca a Uruguay entre los países más sedentarios de América Latina. Aunque  la tendencia se va revirtiendo gradualmente, aún queda mucho por hacer para concientizar a la población sobre la importancia de incluir la actividad física en la vida diaria. Con pequeños cambios en nuestra rutina podemos impulsar, entre todos, el cambio cultural hacia un país en movimiento.

 

Los beneficios de moverse

Pasamos gran parte del día en el escritorio trabajando, luego sentados en el auto o el ómnibus, para llegar a casa a descansar al sillón. Ese sedentarismo propio de la vida moderna tiene grandes riesgos para la salud: propicia la obesidad y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión y la diabetes; las enfermedades crónicas no hereditarias más prevalentes en nuestro país.

El hábito de hacer deporte desde edades tempranas aumenta la calidad de vida y previene esos riesgos. Por eso, desde la familia, es importante educar a los más chicos para habituarlos la práctica de ejercicio. Claro que para los adultos que aún no están habituados, nunca es tarde para empezar a moverse.

Además de los beneficios en el organismo, hacer ejercicio es muy beneficioso a nivel emocional. Las endorfinas que se generan nos ayudan a combatir el estrés, la depresión, el mal humor. En resumen, hacer ejercicio nos hace sentir más felices, sobre todo si es en contacto con la naturaleza, aprovechando los paisajes lindos de nuestro país. La rambla de Montevideo está bien preparada para los que salen a hacer footing (incluyendo aparatos al aire libre para entrenar); y en el interior muchas rutas tienen circuitos  marcados para que veamos cuánto llevamos de caminata.

sedentarismo

 

Hacia el cambio cultural

Si bien la cifra de personas sedentarias en Uruguay es muy alta, se empieza a percibir un cambio de actitud hacia la actividad física. Cada vez hay más actividades y circuitos especiales para que la gente empiece a hacer ejercicio y adoptar un estilo de vida más saludable. Pero aunque es importante la promoción estatal del deporte, el cambio fundamental viene de cada uno. ¿Cómo romper con el sedentarismo? Aquí van algunos consejos:

– Empezar con actividades simples: No es necesario convertirse en un deportista de alto rendimiento de la noche a la mañana. Una caminata suave de treinta minutos al día es un buen punto de partida. Andar en bicicleta es otra excelente actividad para darle fin al sedentarismo. La ciudad tiene cada vez más bicisendas para los que al fin se animan a abandonar el ómnibus e ir a trabajar pedaleando.

– Ir aumentando el ritmo: Cuando nos sintamos más a gusto con la actividad física, podemos ir aumentando la intensidad, ya sea caminando durante más tiempo o empezando a correr. Eso sí, es fundamental hacer un chequeo médico previo a cualquier actividad física intensa, para tener todo bajo control y realizar el ejercicio de la forma más saludable.

– Gimnasia laboral: Las jornadas laborales suelen ser estáticas y propiciar el sedentarismo. Las sesiones de gimnasia en el trabajo, aunque sean de pocos minutos, nos ayudan a activarnos y a obtener, dentro del horario laboral, los beneficios del ejercicio.

– Buena alimentación: Uruguay es el segundo país de Sudamérica con mayor cantidad de personas obesas; y el porcentaje es cada vez más alarmante en los niños. El ejercicio ayuda a combatir la obesidad, pero a la vez una nueva rutina de actividad física requiere un nuevo plan de alimentación de acuerdo al nuevo gasto de energía. Es importante, junto al chequeo médico, consultar con un especialista en nutrición para que el cambio saludable sea completo.

– Pequeñas caminatas: Incluso cuando no tengamos mucho tiempo diario para hacer ejercicio; podemos ser menos sedentario tratando de caminar todo lo posible. Ir caminando al trabajo, pararnos del escritorio cada tanto para mover las piernas, salir a dar una vuelta en nuestro tiempo libre ayudan a mejorar la circulación y evitar dolores musculares.

Esperemos que con estos cambios cotidianos, logremos que en la próxima encuesta el porcentaje de personas sedentarias sea mínimo. Más personas en movimiento, más personas felices y disfrutando una vida sana.

 

Marcelo Bessio, nuestro director, estuvo en el programa Calidad de Vida hablando justamente de este tema. Miralo aquí:

 

Comentarios

    Trabajar sin estrés es posible - WorkGym

    […] de descanso y el ejercicio físico que realicemos. Conviene comer sano, dormir lo suficiente y practicar algún deporte que nos ayude a […]

    Una cuestión de peso: la obesidad en Uruguay - WorkGym

    […] directamente (y que han aumentado la tasa de obesidad en todo el mundo): el elevado nivel de sedentarismo y los hábitos de alimentación poco saludables. Son los factores que hay que atacar para comenzar […]

    Día Mundial de la Salud: Vence a la diabetes - WorkGym

    […] Existen dos tipos de diabetes. La de tipo 1, en la que las personas no producen insulina y por lo tanto necesitan inyecciones, y la de tipo 2, que la padecen aquellos que aunque producen insulina, es insuficiente. El 90% de los casos se corresponde con este segundo tipo de diabetes. Y aquí va la buena noticia: una gran proporción de esos casos de diabetes son prevenibles. ¿Cómo? Mediante el mantenimiento del peso normal, el ejercicio físico, una dieta saludable y evitando el consumo de tabaco. Estos cuatro elementos son clave para prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2; es decir, yendo contra el sobrepeso y el sedentarismo. […]

    Sedentarismo laboral: el riesgo de trabajar sentados - WorkGym

    […] mediano y largo plazo el sedentarismo trae como consecuencia diversas enfermedades: contracturas y dolores musculares, tendinitis, […]

    Cómo empezar a hacer ejercicio después de los 50 años

    […] cuando nunca se practicó actividad física), es mucho más difícil dar el paso para romper con el sedentarismo. Incluso algunos pueden pensar que ya no vale la pena. ¡Todo lo contrario! Los adultos que han […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by Nexostudios.